Violencia de género en internet: tipos, mitos y contenidos para prevenirla

Violencia de género en Internet
Editado por: Sandra Pérez (foto: Karolina Grabowska - pexels.com)
25/11/21

El año pasado, en España 855 mujeres fueron víctimas de delitos sexuales en internet. El 86 % eran chicas menores de edad.

Doxeo, sextorsión, pornovenganza… la ciberviolencia de género tiene múltiples formas y las víctimas no siempre reconocen la "naturaleza abusiva".

El 25 de noviembre se declaró el Día internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres con el objetivo de visibilizar todos los actos infligidos a las mujeres solo por el hecho de serlo (violencia física, psicológica, sexual, etc.). Con el apoyo de la profesora Irene Montiel, en esta fecha señalada, profundizamos en el concepto de ciberviolencia de género y, más en concreto, en una de sus principales manifestaciones, la ciberdelincuencia sexual.

Varios estudios constatan que las mujeres se encuentran entre los grupos de población más vulnerables ante la ciberviolencia. Casi dos de cada diez mujeres españolas han sido víctimas de acoso sexual y afirman haber recibido insinuaciones "inadecuadas, humillantes, intimidatorias u ofensivas" en las redes sociales, como Facebook, Instagram o Twitter. Asimismo, un 16 % de las entrevistadas se han sentido "ofendidas, humilladas o intimidadas" debido a correos electrónicos, mensajes de WhatsApp o mensajes de texto.

La ciberviolencia de género se manifiesta de formas muy diferentes, desde el envío de amenazas o insultos en la red, pasando por la publicación de comentarios machistas y misóginos, hasta la difusión de imágenes comprometidas de una persona sin su consentimiento.

La violencia de género en el entorno virtual

"La incorporeidad de las relaciones, la velocidad, la ausencia de límites, la transnacionalidad, la asincronía y la sensación de anonimato" son algunas de las características que hacen de internet el entorno propicio para la conducta delictiva de los ciberagresores y la captación de sus víctimas, explica Irene Montiel Juan, experta en ciberdelincuencia sexual y profesora del grado de Criminología y del máster universitario de Ciberdelincuencia de la UOC. "Ahora son víctimas potenciales todas las personas que ponen información sensible en el ciberespacio", añade la experta.

"Ahora son víctimas potenciales todas las personas que ponen información sensible en el ciberespacio", añade la experta.

Al mismo tiempo, en el entorno digital la víctima tiene que afrontar la ausencia de lugares seguros, puesto que "la persona puede ser atacada o humillada las 24 horas y los siete días de la semana desde cualquier lugar", así como la indefensión derivada de "la pérdida de control", por ejemplo, por la difusión de unas imágenes íntimas. A estos obstáculos, Montiel añade otro: la culpabilización que suelen experimentar las víctimas por parte de su entorno social y los profesionales que tienen que atenderlas.

Otro factor importante para la víctima es que el entorno digital "dificulta, muchas veces, la toma de conciencia sobre la naturaleza abusiva de las interacciones", señala Montiel. 

Los internautas pueden tener dificultades para "reconocer su experiencia como un abuso y las personas afectadas como víctimas".

El cibercrimen sexual

La profesora Irene Montiel clasifica las formas de cibercrimen sexual en tres grandes categorías en función de su motivación: la explotación del abuso, cuando detrás se esconde una motivación económica; las solicitudes sexuales inadecuadas, con el objetivo de involucrar a la víctima —adulta o menor— en actividades sexuales o bien de intimidarla o coaccionarla, y el abuso sexual basado en imágenes de contenido íntimo o sexual, que puede tener motivaciones diversas.

En España, durante el 2020, 855 mujeres fueron víctimas de delitos sexuales en internet y, de estas, el 86 % fueron chicas menores de edad. En cuanto al perfil de agresor, en el 95 % de los casos los responsables de este tipo de crímenes fueron hombres y, de los 734 casos registrados, setenta los cometieron chicos menores de edad.

"Muchas veces las personas involucradas en estas situaciones, especialmente las más jóvenes, no saben que pueden estar cometiendo un delito (al difundir por ejemplo una imagen íntima de un tercero) o siendo víctimas de un crimen (como cuando son presionadas a enviar una imagen íntima)", alerta Montiel. "Lo que todavía es más grave es que no saben que pueden pedir ayuda y que tienen derecho a recibirla".

Según la experta, la falta de datos actualizados y desagregados sobre cibercriminalidad sexual contribuye a invisibilizar el fenómeno, lo cual refuerza el sentimiento de impunidad de los ciberagresores y la desprotección y la indefensión de las cibervíctimas.

Manifestaciones de la ciberviolencia de género

El entorno virtual ha abierto paso a nuevas formas de abuso y acoso. Esta situación ha dado origen a nuevos conceptos y termas que queremos darte a conocer.

Los principales mitos de la ciberdelincuencia sexual

Para Irene Montiel los mitos y las falsas creencias sobre la victimización sexual en internet pueden contribuir a que las personas adopten conductas arriesgadas en la red y a veces no identifiquen que son víctimas de un crimen. Estas son algunas de las ideas más extendidas:

  • Las víctimas de ciberdelincuencia sexual son solo las que han recibido amenazas y coacciones en línea para quedar en persona con alguien y ser abusadas o agredidas sexualmente.
  • La victimización sexual en línea tan solo afecta a mujeres.
  • Los ciberabusadores de niños y niñas son hombres adultos, la mayoría pedófilos o enfermos mentales que coleccionan imágenes de abuso sexual infantil.
  • Los ciberagresores sexuales de pareja son siempre hombres que agreden a sus parejas o exparejas mujeres.
  • Las víctimas de ciberabuso son niñas pequeñas que son engañadas y manipuladas por su abusador.
  • Las consecuencias de la victimización sexual en línea, como no implica contacto físico directo entre la víctima y el agresor, son menos graves que las del abuso o agresión sexual con contacto físico.

Prevención de la ciberviolencia de género

"Paremos el ciberacoso antes de que se produzca"

En esta charla la profesora Irene Montiel habla del ciberacoso, un fenómeno de grupo en que la dinámica se mantiene por el comportamiento del grupo.

 

La prevención es una acción necesaria e indispensable para poder parar cualquier forma de violencia de género. Te ofrecemos a continuación un conjunto de herramientas y recursos en la red con recomendaciones para prevenir la ciberviolencia de género.

Trabajos finales sobre violencia hacia las mujeres

Una selección de los trabajos finales que hay en la colección de Estudios de Género en el O2 Repositorio UOC que abordan temas relacionados con la violencia de género.

El compromiso de la UOC con la igualdad se manifiesta con tolerancia cero ante el acoso sexual o el acoso por razón de sexo, orientación sexual o identidad de género.

Expertos