¿Cómo citar las fuentes de información en tus trabajos?

Temática:  Multidisciplinar
Una chica buscando información en una biblioteca
10/01/23

En la página Cómo citar encontrarás las pautas para hacer citaciones dentro del texto y la bibliografía de los trabajos en los estilos APA, Chicago, Harvard, ISO 690 y Vancouver.

¿Sabes cómo citar un pódcast, un tuit o un software? Consulta ejemplos reales para referenciar contenidos de diferente formato.

En cualquier trabajo académico que hagas tendrás que buscar información antes de empezar a escribir: artículos, webs, libros, etc. Es importante que siempre identifiques qué fuentes de información has consultado para que los lectores sepan de dónde has extraído las ideas y evites el plagio. Para hacerlo, tendrás que añadir las citaciones dentro del texto del trabajo e incorporar la lista completa de referencias bibliográficas en la bibliografía final —los datos básicos (autor o autora, año de publicación, editorial, etc.) de las fuentes—. En todos los casos, tendrás que citar y referenciar las fuentes, ajustándote a una norma o estilo de citación concreto.  

La página de la Biblioteca Cómo citar te echará una mano. Te presenta los criterios generales que tienes que conocer de los estilos de citación. Elígelo en función del ámbito de estudio de tu trabajo y las indicaciones del equipo docente. 

La página Cómo citar también te presenta ejemplos prácticos que podrás tomar como base para referenciar contenidos de diferente tipo, tanto en formato físico como en formato digital. Encontrarás referencias bibliográficas de los contenidos que más se suelen consultar, como por ejemplo los artículos o los libros, así como otras referencias de recursos que pueden generar más dudas a la hora de citarlos, como un pódcast, un videojuego, un test psicológico, una fotografía, una publicación de redes sociales o un software.

Lo más importante es mantener la coherencia en todo tu trabajo: usa el mismo estilo en las citaciones del texto y en las referencias de la bibliografía. 

Atención con los comandos Ctrl+C y Ctrl+V

Copiar y pegar información de otros autores y autoras sin citar la fuente puede ser sinónimo de plagio, porque te apropias de ideas de otra persona. En la UOC es una infracción que puede tener consecuencias académicas graves. 

Con las citaciones dentro del texto y las referencias bibliográficas respetas los derechos de autor, demuestras que has utilizado fuentes fiables, facilitas que otros lectores puedan localizar la información que has consultado para hacer tu trabajo, y diferencias tus ideas originales de las ajenas.

Cita automáticamente las fuentes

Para elaborar tus trabajos, tendrás que consultar muchas fuentes de información e ir apuntando los datos bibliográficos de cada una para poder citarlas.

Existen softwares de gestión bibliográfica con una versión gratuita, como Mendeley y Zotero, que te ahorrarán muchas preocupaciones. Gracias a estos programas puedes hacer un seguimiento de todas las fuentes que vayas consultando, distinguirlas con listas (introducción, apartado 1, apartado 2, etc.) y crear automáticamente la bibliografía de tu trabajo.

Algunas funcionalidades útiles:

  • Una de las opciones que ofrecen Mendeley y Zotero es la de conectarlos con un editor de texto como Word. Así podrás citar automáticamente las fuentes a medida que escribas.
  • Ofrecen extensiones para navegadores para que puedas guardar las referencias bibliográficas mientras navegas por internet y después gestionarlas con el mismo software.  

A través de la Biblioteca puedes acceder a una versión avanzada de Mendeley, con más espacio para almacenar información (100 GB), entre otras ventajas. Para poder disfrutarla, entra en tu cuenta de Mendeley desde este enlace. Solo tendrás que hacerlo la primera vez.

Si tienes dudas sobre cómo citar las fuentes, escribe a La Biblioteca responde.

Expertos