Las diez claves del acceso abierto para las revistas científicas y reflexiones sobre la evaluación de la investigación

Una pila de revistas
Autor: Sandra Pérez
31/10/19

El 6º Seminario de Edición Científica incluyó una conferencia del experto en cibermetría del CSIC Isidro F. Aguillo y la directora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, M.ª Jesús Martínez Argüelles.

Contribuir al debate y a la mejora continua entre los editores de revistas científicas y divulgativas de la universidad con un tema central y uno o dos ponentes en cada ocasión es el principal objetivo del Seminario de Edición Científica de la UOC, que celebró su sexta edición el 8 de octubre en la sede de Tibidabo de Barcelona. El seminario es una iniciativa del Área de Biblioteca y Recursos de Aprendizaje de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), y desde 2017 tiene lugar dos veces al año, en marzo y en octubre.

En esta ocasión, el invitado fue Isidro Francisco Aguillo, experto en evaluación de la ciencia, responsable del Laboratorio de Cibermetría del Instituto de Políticas y Bienes Públicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) e impulsor del Ranking Web de Universidades, que mide la presencia en la web y la visibilidad de más de 28.000 instituciones académicas de todo el mundo.

Conferencia de Isidro F. Aguillo y Maria Jesús Martínez-Argüelles

El seminario se dividió en dos partes, la primera de las cuales estaba destinada a los editores de revistas de esta universidad y fue presentada por Marta Aymerich, vicerrectora de Planificación Estratégica e Investigación de la UOC. En ella, Aguillo abrió a debate las siguientes diez ideas clave sobre cómo se debe abordar la edición de revistas científicas desde el reto del acceso abierto u open access:

  • Se necesitan editores y autores comprometidos y profesionales. Hay que tener en cuenta la importancia del antes y el después de la publicación del artículo, y el reto de los datos: deben estar en abierto y ser accesibles.
  • Hay que cuidar la identidad y el posicionamiento de la revista y no sacrificarlos por afán de visibilidad (para ello son imprescindibles los metadatos, hay que cuidar las URL de los artículos, asegurar versiones en PDF, etc.).
  • Debe crearse comunidad en torno a la revista, con perfiles personales de los autores, noticias, resúmenes de tesis doctorales recientes en la disciplina y recensiones de libros, así como cuidarse las redes sociales y otras formas de comunicación informal.
  • Es necesario apostar por el posicionamiento en buscadores y la optimización en motores de búsqueda (SEO) de las revistas. Google es el líder para posicionar contenidos.
  • Hay que proporcionar servicios de valor añadido: comentarios editoriales, trabajos por invitación (estados de la cuestión, puntos de vista), material adicional en repositorios, comentarios de lectores; seguimiento del impacto académico (citas y descargas) y social de los artículos publicados. Para ello se necesitan revistas más grandes y mejores, y existe la opción de fusionar algunas de ellas para lograrlo.
  • En cuanto a la globalización, es necesario adoptar problemas locales con perspectivas globales, a la vez que atraer artículos del resto del mundo.
  • Hay que ser transparentes sobre la relevancia, la utilidad o el valor real de la revista, y deben buscarse métricas para evaluar la revista y criterios para medir el desempeño editorial.
  • La evaluación debe hacerse con métricas responsables. El recuento de citas es positivo, pero contextualizado: número de citas respecto a la media de las que se reciben en un área temática. Hay que conocer las limitaciones de los diferentes indicadores bibliométricos.
  • La importancia del rol del editor va más allá de la gestión de la revisión por pares. Debe prestarse atención a las decisiones sobre las políticas editoriales respecto a aspectos formales, acceso abierto, etc.
  • Las revistas minoritarias deben distinguirse de las mediocres para eliminar las segundas.

En la segunda parte del seminario, la conferencia se abrió al público, completando el aforo con la amplia participación de responsables de la gestión y la evaluación científica e investigadores de otras universidades e instituciones. Aguillo desgranó las claves de la evaluación de la ciencia y María Jesús Martínez Argüelles, directora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, ofreció la visión de esta cuestión desde el punto de vista del investigador-docente. La sesión fue moderada por Ciro Llueca, director del Área de Biblioteca y Recursos de Aprendizaje de la UOC.

Conferencia de Isidro F. Aguillo: «Métricas y evaluación de la ciencia» | UOC

 

Aguillo inició su intervención comentando que el factor de impacto contiene errores de cálculo que lo invalidan como buen indicador. Según el experto en cibermetría, Web of Science y Scopus están sobrevalorados y deben añadirse otros indicadores de otras fuentes con mejor cobertura, ya que es necesario describir las métricas respecto a escenarios globales o locales según las necesidades de cada ámbito temático.

Isidro Francisco Aguillo incidió también en que clasificar por posiciones —los famosos cuartiles— «es incorrecto e injusto», ya que requeriría añadir contextualización. Según él, «el análisis de citas debe seguir ocupando una posición central en la evaluación de la producción científica, pero hay que utilizar fuentes más completas y menos sesgadas. Debemos exigir a sus publicaciones más rigurosidad en el cumplimiento de estándares y complementar esa evaluación con la opinión de expertos. Esta aproximación mixta, es decir, cuantitativa y cualitativa, es válida para todas las evaluaciones siempre que se prime la transparencia en los procesos y en la justificación de los resultados». El experto en evaluación de la ciencia es partidario de dotar a los sistemas de evaluación de procedimientos que permitan descubrir y penalizar las malas prácticas.

Martínez Argüelles señaló que la carrera profesional del profesorado universitario está muy mediatizada por el sistema actual, demasiado basado en métricas y con exigencia de publicación en revistas posicionadas en los primeros cuartiles de indexación, con lo que se restringen las posibilidades a unas pocas publicaciones científicas. Esta realidad, si bien conlleva que los investigadores se abran a recibir críticas de sus pares, acaba representando una pérdida de atractivo de la carrera profesional del investigador, muy sometido a las presiones y la falta de oportunidades del sistema.

Martínez Argüelles comentó que, a pesar de las ventajas del modelo actual de evaluación de la producción científica respecto a la situación anterior, el cual ha permitido reducir la endogamia y la discrecionalidad, mejorar la transparencia y aumentar la producción científica, no deberíamos olvidar que el compromiso social va más allá de la publicación: «la universidad tiene una misión más amplia, que es la transformación social», indicó la investigadora de la UOC.

 


Corominas, E. (2019). Las 10 claves del open access para las revistas científicas y algunas reflexiones sobre la evaluación de la producción científica. Aula Magna 2.0. [Blog]. Recuperado de: http://cuedespyd.hypotheses.org/6590

Autor