No te pierdas estos consejos y recursos para superar las pruebas finales

Temática:  Multidisciplinar
Una persona consultando un calendario digital
19/05/22

Las fórmulas milagrosas no existen, pero sí hay recomendaciones y métodos que puedes poner en práctica para preparar las pruebas finales.

Se acercan las pruebas finales y, para ayudarte a superarlas con éxito, Modesta Pousada, profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, comparte algunas recomendaciones que pueden serte de utilidad. Para aplicarlas te proponemos una lista variada de herramientas digitales, en abierto o que dispongan de una versión gratuita, pensadas para planificar el tiempo, repasar el temario o mejorar la concentración.

En la Biblioteca, encontrarás un espacio con información específica para ayudarte con las actividades, los trabajos y las pruebas finales. 

La jornada de estudio

Para Modesta Pousada, la jornada de estudio ideal necesita planificación. Ante todo, plantéate cuánto tiempo dedicarás al estudio y a los descansos, y márcate objetivos concretos: qué materia empezarás a estudiar y qué contenidos, recursos o actividades trabajarás aquel día.

Asimismo, tal y como explica la profesora, terminar la jornada de estudio con un repaso general, aunque sea breve, puede ayudar a consolidar el aprendizaje. Una buena estrategia para llevarlo a cabo es la autoevaluación: pensar preguntas concretas que podrían aparecer en el examen e intentar responderlas. "Si somos capaces de hacer varias preguntas sobre un tema, seguramente significa que lo hemos entendido; y si somos capaces de responderlas correctamente, quiere decir que recordamos los conceptos y las ideas principales", aclara Pousada.

Otro factor decisivo para esta experta es la concentración. Para no distraerte, apaga el móvil o aléjate de él y ten a mano todo lo que necesitarás antes de empezar a estudiar: la libreta, el bolígrafo, los recursos del aula, los apuntes...

Las claves

  • En la medida de lo posible, haz sesiones de estudio más cortas y espaciadas en el tiempo.
  • No olvides planear pausas y repasos.
  • Aborda los contenidos que te resultan más complicados en el momento del día en que tengas más energía y rindas más.

Herramientas útiles para estudiar

Visita esta página de la Biblioteca. Encontrarás diferentes aplicaciones y webs:

Para tomar notas y apuntes en línea.

Para repasar con flashcards o tarjetas de estudio.

Para planificar el tiempo con agendas, calendarios o plataformas de gestión.

¿Puede serte útil el famoso método Pomodoro?

Es una técnica que sirve para administrarte el tiempo y consiste en dividir el trabajo o el estudio en bloques o intervalos de 25 minutos —cada uno es un pomodoro—, separados por pausas de 5. Una vez superados cuatro bloques o pomodoros, se prevé hacer una pausa más larga, de unos 15 o 20 minutos.

Según Pousada, este método puede ayudar a los estudiantes porque alterna momentos de concentración —no muy largos, pero sí intensos— con pausas. "Como estos periodos ya están más o menos definidos, a pesar de que pueden adaptarse ligeramente, es fácil de usar y permite una buena organización", afirma la profesora.

Consulta herramientas para concentrarte y aumentar tu productividad en la Biblioteca. Por ejemplo, temporizadores que utilizan el principio de la técnica Pomodoro.

Trucos para recordar lo que has estudiado

Según la profesora, elaborar mapas conceptuales, esquemas o resúmenes puede ayudarte a comprender mejor los conceptos fundamentales y a describir con tus propias palabras lo que has leído.

Si tienes que recordar los elementos de una lista, como por ejemplo un conjunto de características o las fases de un proceso, la profesora recomienda emplear los acrónimos u otras reglas mnemotécnicas. Y, para no confundir asignaturas o temas que tienen cierto parecido, puedes usar marcadores o bolígrafos de colores diferentes.

Explicar a alguien lo que has aprendido también es una buena manera de estudiar, porque primero tendrás que comprender los conceptos. Otra opción es estudiar con compañeros del aula, para discutir dudas colectivamente o resolver ejercicios o actividades y comentarlos.

Para conducir la angustia, en los momentos de máxima tensión (justo antes o durante las pruebas) se pueden practicar ejercicios sencillos de relajación muscular, de respiración o de visualización, que nos ayudarán a controlar la ansiedad y a evitar entrar en un círculo negativo.

Accede a esta página de la Biblioteca y consulta:

Herramientas para hacer mapas mentales y poner las ideas en orden, relacionar conceptos y representarlos visualmente.

Información sobre técnicas de estudio.

Saber cómo serán las pruebas de evaluación

Antes de las pruebas de evaluación final, infórmate de cómo son. Esta página incluye toda la información que necesitas. Aquí encontrarás un simulador para entender cómo funciona el espacio de pruebas y los pasos que deberás seguir. También te especificamos todos los requisitos de material que precisas.