En la UOC impulsamos la enseñanza abierta

Temática:  Multidisciplinar
Dos personas hablando y gesticulando por videollamada
16/05/18

Gema Santos, de la Biblioteca de la UOC, nos explica la situación actual de la educación abierta.


Gema Santos es bibliotecaria de apoyo a la investigación en la UOC, profesora asociada en la Universitat de Barcelona y coordinadora del grupo de expertos en recursos del conocimiento EMPOWER, de la red universitaria EADTU. También coordina la acción sobre recursos de aprendizaje abiertos del grupo de trabajo de Repositorios de la red de bibliotecas universitarias REBIUN. Recientemente ha defendido su tesis doctoral sobre los recursos educativos abiertos (REA, OER en inglés) en las universidades españolas.


Días después del congreso (del 24 al 26 de abril), todavía mantiene el entusiasmo cuando habla de él. Gema Santos ha vuelto de la Open Education Global Conference en Delft (Países Bajos) con la agenda llena de proyectos y nuevas ideas para poner en práctica. Hablamos con ella de las principales conclusiones del encuentro para entender la situación actual de la enseñanza abierta.

¿Qué se entiende actualmente por enseñanza abierta?

No hablamos sólo de OER (recursos educativos abiertos) o de acceder gratuitamente a cursos en línea. Hablamos de una transformación del sistema educativo, de modernizar las prácticas de enseñanza y aprendizaje garantizando la transparencia, la colaboración y la compartición. En realidad, es un cambio de chip, pensar en una nueva manera de aprender y de enseñar.

Durante la Open Education Global Conference expertos de treinta y cinco países compartieron fórmulas para promover las ventajas de la enseñanza abierta. ¿Cuáles son las ideas que te llevas tras el encuentro?

Ha sido un congreso muy inspirador y una de las ideas que destacaría es la de integración: los recursos abiertos como parte de un todo dentro de la enseñanza y también la integración de los diferentes movimientos abiertos (Open) para crear un único ecosistema de enseñanza abierta. No tiene sentido crear espacios de debate separados. La unión hace la fuerza.

Es un cambio de chip, pensar en una nueva manera de aprender y de enseñar

Un encuentro provechoso...

Mucho. De hecho, durante el congreso se planteó la necesidad de aumentar la colaboración entre expertos, conectar los repositorios y promover la integración de los OER. Imitando el modelo de los Estados Unidos, SPARC Europe propuso liderar una red europea de bibliotecarios de OER integrada por representantes de cada país; en el caso de España, participaré yo misma. Tenemos que ser poco razonables con la enseñanza abierta, es la idea que apareció durante la conclusión del congreso. En palabras del escritor Bernard Shaw, «el hombre razonable se adapta al mundo; el que no lo es se empeña en adaptar el mundo a sí mismo». Por lo tanto, la innovación y el cambio provienen de las personas no razonables.

Con el movimiento abierto se ofrecen contenidos de acceso libre, como por ejemplo libros o artículos científicos, pero estos implican una inversión en tiempo y dinero para sus creadores. ¿Por qué publicar entonces en abierto?

Con el movimiento abierto no sólo se lucha por una enseñanza más democrática. Las universidades tienen la responsabilidad y la misión pública de proveer de enseñanza a la sociedad y de ampliar el concepto de material educativo, rompiendo barreras. Pero además, con el acceso abierto, la producción académica y científica de una universidad llega más allá de las aulas o la institución, así se valoriza, se difunde y logra prestigio internacionalmente.

En el ecosistema de la enseñanza abierta, ¿qué papel tienen los bibliotecarios?

Precisamente, un mensaje común y muy reiterado en la Open Education Global Conference fue la visión del bibliotecario como colaborador incondicional de la enseñanza abierta. Tenemos los conocimientos para apoyar y acompañar al profesor en la búsqueda y elaboración de materiales abiertos (copyright, licencias abiertas…). Una oportunidad de oro para ser vistos más allá de las estanterías y los libros.

¿Algún ejemplo concreto que se haya presentado durante el congreso? ​

Desde la Universidad Temple (EE.UU.) se crean libros de texto abiertos para aligerar los costes de los materiales a los estudiantes y a sus familias y se asesora el profesorado en el uso de los recursos abiertos. De hecho, la presentación la hizo una profesora que estaba entusiasmada con el trabajo de los bibliotecarios. En el ámbito europeo, en los Países Bajos, tienen un programa nacional con el nombre de SURF para apoyar los OER y hay un grupo de trabajo de cincuenta bibliotecarios que también analiza el tema.

Desde la UOC continuamos trabajando para dar impulso a la enseñanza abierta

Siguiendo con el rol del bibliotecario en la educación abierta, en el reciente informe The Envisioning Report for Empowering Universities, de la red EADTU, reflexionas sobre el papel de la biblioteca universitaria en la difusión de los MOOC (cursos en linea, abiertos y masivos).

Los MOOC son una herramienta para repensar el papel de los profesionales de la información como asesores pero también, como creadores de contenidos. Desde la Biblioteca de la UOC ya hemos hecho algunos adelantos. Nuestro equipo de bibliotecarios ayuda a los profesores que preparan los recursos de los MOOC ofrecidos en UOC X y a Miríada X, y además hemos creado, junto con otras bibliotecas universitarias, un microMOOC sobre acceso abierto vía Twitter.

¿El futuro es prometedor para la enseñanza abierta?

Hay mucho camino por recorrer y hace falta una estrategia y sobre todo políticas nacionales, directrices institucionales y una línea de financiación que acompañe las iniciativas de enseñanza abierta. Son estos los detonantes. Desde la UOC continuamos trabajando para dar impulso en la enseñanza abierta.

Editado por