Datos de investigación

Un relato de ficción como guía fiel a los principios FAIR para los datos de investigación.

Qué son los datos de investigación

 

La Comisión Europea (CE) define los datos de investigación como aquella información factual o numérica recogida para ser examinada y considerada como la base de un razonamiento, de una discusión o de un cálculo. Los datos incluyen estadísticas, resultados de experimentos, medidas y observaciones resultantes del estudio de campo, de encuestas o de entrevistas e imágenes.

Tipos de datos de investigación

 

  • Observacionales: datos capturados en tiempo real. Por ejemplo, neuroimágenes, datos de muestras, datos de sensores, datos de encuesta

  • Experimentales: datos capturados en equipos de laboratorio. Por ejemplo, secuencias de genes, cromatogramas, datos de campos magnéticos

  • Simulación: datos generados a partir de modelos de prueba. Por ejemplo, climatológicos, matemáticos o modelos económicos.

  • Derivados o compilados: datos reproducibles, pero de difícil reproducción. Por ejemplo, de texto y minería de datos, modelos 3D, bases de datos compilados.

  • De referencia: conglomerado o conjunto de datos. Por ejemplo, bancos de datos de secuencias de genes, estructuras químicas o portales de datos espaciales.


  •  

Qué es la gestión de los datos de investigación

La gestión de los datos de investigación (RDM) engloba la organización, la estructura, el almacenamiento y el tratamiento de los datos utilizados o generados durante un proyecto de investigación.

 

La gestión de los datos de investigación (RDM) está presente en todas las fases de una investigación:

 

Beneficios de gestionar y compartir los datos

  • Validación de los resultados obtenidos.
  • Localización y comprensión de los datos.
  • Reducción de la duplicidad de recogida de datos y los costes que ello comporta.
  • Cumplimiento de los requisitos de las convocatorias de investigación.
  • Fomento del debate científico.
  • Fomento de la innovación y los nuevos usos potenciales de los datos.
  • Fomento de la colaboración entre los usuarios de datos y sus creadores.
  • Incremento del impacto y la visibilidad de la investigación.
  • Aumento de la propia reputación cuando los demás citen la obra propia.

Cuestiones previas

  • ¿Qué tipo de datos generarás?
  • ¿Tienes previsto el depósito y la difusión de los datos en abierto?
  • ¿Cuándo tienes previsto publicarlos?
  • ¿Sabes qué plataforma utilizarás para depositarlos y difundirlos?
  • ¿Sabes con qué licencia los publicarás?
  • ¿Quieres preservar los datos? ¿Cuánto tiempo? ¿Cuál es el volumen de datos que quieres preservar? ¿En qué formatos?
  • ¿Los datos requieren software específico para ser consultados?
  • ¿Trabajas con datos personales? ¿Qué vas a hacer con ellos?
  • ¿Trabajas con datos confidenciales? ¿Qué vas a hacer?
  • ¿Quién es el máximo responsable de la gestión de los datos?

¿En quién recae la autoría de los datos?

Según el artículo 12 de la Ley de propiedad intelectual, las bases de datos «que por la selección o disposición de sus contenidos constituyan creaciones intelectuales» están protegidas por derechos de autor. Sin embargo, los datos en bruto incluidos en una base de datos no tienen autoría, por tanto, no son objeto de propiedad intelectual.